entrepoliticos.com.mx
Información y análisis sin miedo a la verdad

La inteligencia artificial está en todos lados.

La inteligencia artificial está en todos lados

  • A diario interactuamos con ella, explicó Marcela Quiroz Castellanos, del Instituto de Investigaciones en Inteligencia Artificial de la UV 
  • Dictó el Webinar “IA para entender, explicar y optimizar la IA”, organizado por la Comunidad Huawei Enterprise, el viernes 13 de agosto  
  • Claudia Peralta Vázquez 

    En la actualidad todos interactuamos con sistemas de inteligencia artificial (IA), ejemplo de ello son los teléfonos y televisores inteligentes, buscadores como Google, o de información de contenido. Sin embargo, es erróneo pensar que cualquier aparato con movimiento autónomo es inteligente. 

    Así lo señaló Marcela Quiroz Castellanos, investigadora del Instituto de Investigaciones en Inteligencia Artificial (IIIA) de la Universidad Veracruzana (UV), al dictar el viernes 13 de agosto el Webinar “IA para entender, explicar y optimizar la IA”, organizado por la Comunidad Huawei Enterprise. 

    Durante la plática transmitida por YouTube, dijo a los asistentes que el legado de la ciencia ficción plasmada en películas, libros, novelas y caricaturas, ha hecho creer a las personas que la IA tiene que ver con robots que acabarán de un momento a otro con la raza humana. 

    Efectivamente, sí hay robots, pero no necesariamente son inteligentes, más bien son autómatas programados para hacer una sola tarea. Los de tipo inteligente están programados con ciertas técnicas y algoritmos de IA que les brindan ciertas cualidades y características. 

    Por tanto, subrayó que la IA es una disciplina o área de estudio, una rama de las ciencias de la computación encargada de construir algoritmos que después se convertirán en programas informáticos para atacar o resolver problemas simulando inteligencia.

  • Es decir, trata de automatizar la conducta inteligente o de construir programas informáticos que resuelvan problemas simulando cierta inteligencia, resaltó la investigadora y especialistas en ciencias computacionales. 

    Al respecto, mencionó que para los seres humanos hay problemas o situaciones fáciles de resolver, pero para la computadora, sistemas, robots y organismos, en realidad no lo son. 

    Por ejemplo, que un robot logre tomar un objeto o dos a la vez es complicado. Por eso, muchas veces al observar un brazo robótico con movimiento se piensa que no tiene chiste, pero realmente se requiere de mucho esfuerzo, entrenamiento y aplicación de diferentes técnicas de IA. 

    Precisó que la autonomía y la adaptabilidad son dos conceptos que caracterizan a la IA. La primera, le dota de capacidad para realizar tareas en entornos complejos sin la guía constante de un usuario; por decirlo de alguna manera, toma decisiones para las que no se había programado. La segunda, tiene que ver con la capacidad de mejorar el rendimiento aprendiendo de la experiencia.   

    Quiroz Castellanos agregó que la IA busca construir programas informáticos, pero antes debe desarrollarse el algoritmo o método de solución. Con relación a esto, habló del surgimiento de la IA a mediados del siglo pasado, cuando no era tan popular por la falta de herramientas computacionales con la capacidad de echar a andar esos algoritmos y explotar todo su potencial.

  • “En la actualidad, pareciera que tiene más aplicaciones, pero no porque antes no la tuviera, sino porque ahora se tienen las herramientas, el software y el hardware necesarios para desarrollar esos algoritmos de IA.” 

    Por tanto, el algoritmo es el procedimiento de solución, un simple diagrama de flujo que establece el camino a seguir, un conjunto repetible de pasos que pueden tomar entradas y producen una salida predecible y consistente. 

    Los algoritmos luego se transforman en programas informáticos, con un lenguaje específico, o se compilan en otro software. “Al final las computadoras operarán con el método diseñado, el diseño de los algoritmos es la parte modular y más difícil”. 

    También, dio a conocer que las áreas de la IA son: aprendizaje automático; traducción de texto a discurso; edición, es decir, lo que tiene que ver con reconocimiento de imágenes; visión artificial; procesamiento de lenguaje natural; sistemas expertos; robótica; planeación y optimización. 

    Asimismo, compartió que en el IIIA se imparte la Maestría y el Doctorado en Inteligencia Artificial, programas educativos reconocidos por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.