entrepoliticos.com.mx
Información y análisis sin miedo a la verdad

Caligrafía, evidencia que el arte chino antiguo persiste: investigador.

Caligrafía, evidencia que el arte chino antiguo persiste: investigador

  • Ignacio Villagrán estuvo acompañado por el coordinador del Cechiver, Aníbal Carlos Zottele Allende, y Agustín del Moral Tejeda, director de la Editorial UV

Texto y fotos: Carlos Hugo Hermida Rosales

La caligrafía es un claro ejemplo de cómo una parte del arte chino antiguo persiste en la actualidad, afirmó Ignacio Villagrán, investigador de la Universidad de Buenos Aires, el 15 de junio al impartir la conferencia “Arte y política en China Antigua e Imperial” en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de la Universidad Veracruzana (UV).

“Esta forma de escritura posee elementos artísticos, por la belleza que tiene y la intensidad con la que fue realizado cada uno de sus trazos”, manifestó.

En el evento, organizado por el Centro de Estudios China-Veracruz (Cechiver) de esta casa de estudios, el ponente estuvo acompañado por el titular de la entidad académica, Aníbal Carlos Zottele Allende, y Agustín del Moral Tejeda, director de la Editorial UV.

Ignacio Villagrán comentó que los registros de la cultura material de las distintas sociedades que se establecieron en el extenso territorio de la República Popular China abarcan más de seis mil años, desde los grupos humanos del neolítico hasta la actualidad.

Puntualizó que si bien no se puede fechar con certeza el inicio de la metalurgia en China, se asume que las primeras aleaciones, técnicas de fundición y elaboración de objetos fueron desarrollos autóctonos, independientes de influencias extranjeras.

En la Edad de Bronce en China, que coincidió con las dinastías Shang y Zhou –del periodo pre-imperial– este metal fue utilizado para la fabricación de armas, equipamiento ritual, y algunos ornamentos y herramientas de carpintería; por su parte, el hierro apareció casi al inicio del periodo imperial, en el siglo III antes de Cristo (a.C.)

Una de las imágenes más distintivas en la decoración de los bronces ceremoniales era la máscara de Tāotiè, que era una especie de monstruo; también se incluían dibujos zoomorfos, de animales como aves, tigres y carneros, y una amplia diversidad de patrones geométricos.

Otras artesanías importantes fueron las elaboradas con jade que, si bien no es originario de China, era utilizado por las élites de las sociedades de la llanura del río Amarillo.

El investigador declaró que la producción de objetos en jade junto con el bronce pueden ser considerados los avances materiales más importantes del periodo pre-imperial en China.

Mencionó, además, que el catedrático e historiador Martin Powers recomienda tener cuidado al asumir que las expresiones artísticas en China imperial respondían a los gustos de las aristocracias de la corte central ya que, según su análisis, en la evolución del arte también influyó la provincia y los intelectuales confucianos que administraban el gobierno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.