entrepoliticos.com.mx
Información y análisis sin miedo a la verdad

Con reforma educativa, gobierno federal está obligado a proveer de puestos de trabajo a egresados normalistas…

Otorgamiento de plazas automáticas, también implicara mayor responsabilidad de escuelas normales para formar a sus alumnos: Daniel Domínguez.

Por Irineo Pérez Melo

Xalapa, Ver., El otorgamiento automático de las plazas a los egresados de las Escuelas Normales “implica una gran responsabilidad porque se tienen que formar a los alumnos con suficientes competencias y con valor ético, responsables, comprometidos y sobre todo con una sólida formación”.

Esto lo aseguró Daniel Domínguez Aguilar, director de la Escuela Normal Veracruzana Enrique C. Rébsamen, quien dijo que para que esto se dé las escuelas normales deben transformarse, reposicionarse para responder a ese reto.

En entrevista, el directivo normalista señaló que se critica mucho esta parte porque si se tiene que considerar a la docencia como una obligación de estado, el gobierno tiene la obligación constitucional de proveer a los estudiantes de los puestos de trabajo, pero es necesario reposicionar a las normales nacionales.

En ese contexto, indicó que en se tienen que mejorar los procesos, comprometiéndonos más con los procesos formativos y particularmente, ser observadores de cómo evoluciona esta concepción de la Escuela Mexicana y que nosotros respondamos como formadores de docente a esa nueva política.

“Se habla de un acuerdo, no tanto de una reforma y efectivamente es un acuerdo en donde está inmiscuidos todos los actores que tienen que ver con la educación, desde el gobierno, los docentes, los padres de familia, las organizaciones civiles, etcétera”, añadió.

Destacó la importancia de todo este proceso, porque las reformas se quedaban en el papel y quienes más deberían participar en los procesos eran los maestros y quedaban marginados, ahora se intenta reivindicar la figura del maestro para que esté en condiciones de participar en todos los cambios que el país requiere.

Finalmente, mencionó que la derogación de la reforma “es una política que debe verse con optimismo, si la docencia debe ser una profesión de estado, es obligación del gobierno proveer a los estudiantes de los puestos de trabajo”.

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.